De Valladolid a Tordesillas

Elegimos para ir la ribera derecha del Duero; volveremos por la izquierda.

Arroyo

…de la Encomienda. Una de las poquísimas iglesias totalmente románicas de la provincia. De belleza fuera de lo común, está situada en un altozano sobre un vado del Pisuerga, hoy en desuso, claro. En años secos –como éste- sobresale el lecho del río.

Hoy Arroyo es, tal vez, el único pueblo de la provincia que carece de suelo rústico. ¡Cómo ha funcionado aquí el ladrillo! Pero si le falta eso, tiene otras cosas: campos de fútbol de hierba, parques para perros, huertos para aficionados, jardín botánico, circuito de cochecillos, pistas de patinaje… y todo esto porque se ve desde el carril bici que nos lleva desde hotel AC hasta la ermita románica.

El camino a Simancas ya es otra cosa. Poco después de pasar junto a la fuente, hemos de sortear una zona abrupta y con maleza abundante y luego tomar una pista que nos deja en una rotonda que distribuye el tráfico, cerca del cementerio.

Las fuentes

Nos vamos hasta la vieja fábrica de harina, junto al Pisuerga. Vemos que Simancas se asienta en un cabezo que domina el río y su puente. El talud rezuma agua, señal de que afloran aquí manantiales, si bien tímidamente. Pero al salir de la localidad podemos ver en campo privado –bueno, hay que asomarse- una fuente con su alberca, utilizada para riego privado.

Y a partir se aquí seguiremos la senda del Duero que en este punto todavía es Pisuerga.

Otra simpática fuente la veremos si bajamos hasta la orilla misma del Duero en el punto donde el camino tiene a elevarse un poco antes de bajar y girar a la izquierda en un cruce. Junto al camino vemos unas ruinas y en la misma ribera , en ladrillo, el arca de la fuente.

Pasamos junto a la pesquera de las aceñas de Mazariegos, luego fábrica de luz. Hoy, junto a ella, hay una estación elevadora de agua para riegos. Un poco más allá desemboca el Pisuerga, pero los álamos y una isla que hay en medio nos impiden ver la confluencia.

Junto al Duero

Cambiamos de río sin cambiar de ribera. En seguida, justo donde dejamos un camino que no sigue la ribera, otra fuente. A partir de aquí, nuestra senda sigue fielmente la orilla del río y en algún momento se introduce bajo la frondosa arboleda. En otro momento parece que podemos tocar con la mano el exconvento de Aniago. Es sólo una ilusión, pues está al otro lado del río. Salimos de la fronda y distinguimos enfrente la desembocadura del Adaja, con pescadores. Avanzamos un poco, y vemos los restos de unas aceñas luego aprovechadas como centralita eléctrica. Aunque pone prohibido el paso.

Villamarciel y San Miguel del Pino

Enfilamos el camino que nos deja en Villamarciel, no sin antes reparar en los altos cerros de yeso que relucen al sol y que no han podido disolver Pisuerga y Duero en dos millones de años. De aquí a San Miguel seguimos por el sendero del río, que dispone de buen firme, pues evita las arenas del pinar.

La iglesia de San Miguel tiene trazas románicas y también góticas, y ennoblece sin desentonar la ribera con sus álamos. Nos antes reciben las reproducciones de esculturas clásicas desde un jardín privado. En la orilla del Duero se extienden casi un centenar de puestos de pescador. Sólo están ocupados aquellos en los que promete haber sombra. En todo caso son un excelente lugar para contemplar el Duero, que aquí parece un lago, y su entorno. De vez en cuando, surca el aire a ras de agua algún martinete o algún ánade real. O brinca una carpa o un barbo.

Aguas abajo el río cae por una pesquera donde hubo aceñas –quedan los tajamares- y ahora hay, en la otra orilla, una centralita. Las inmediaciones son un verdadero vergel donde se mezclan árboles y arbustos que nacen en tierra firme o en el agua, y playitas de arena o de grava.

 

Maravilloso sendero

Detrás del Montico sufrimos lo que no está escrito en un pinar arenoso. Pero no hay mal que cien años dure y salimos a un camino nuevo y cómodo, de gravilla, que va pegadico a la ribera por un lado y junto a tierras de labor –ahora frescas, con maíz- por otro.

Y al aproximarnos a la pesquera de la Peña, la sorpresa: un increíble sendero, estrecho pero de estupendo firme que avanza totalmente sumergido en el bosque de ribera. Todo es sombra, y de vez en cuando se abre un poco hacia el río. Tiene algunos escalones de madera, muy pocos. Y así hasta Tordesillas. Una verdadera delicia para los calurosos días del verano.

El cuenta kilómetros ha marcado hasta 33 desde el puente de la Hispanidad.

About these ads

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “De Valladolid a Tordesillas”

  1. José Ramón Arias Francés Says:

    En esa ermita de Arroyo se casó un amigo mío hace 4 años. No sé si se le sigue dando al menos ese uso. Supongo que misa diaria, no.
    En cuanto al tramo entre Arroyo y Simancas, es posible que no hayáis ido por el correcto. Porque sí que hay conexión bastante buena. La salida desde la ermita de Arroyo se hace por un camino que han habilitado hace un par de años, que al principio si no recuerdo mal va sobre unos tablones de madera. Después va a dar a los aledaños de una finca enorme y posteriormente, detrás de la gasolinera se coge una pista con la que puedes llegar a Simancas fácilmente pero tienes la opción más bonita de subir hasta la antena (después de unas naves y unas infraviviendas) y por un sendero que va a media ladera aproximarte a Simancas. El sendero es algo técnico pero más que nada por ir a media ladera…. pero yendo con cuidado se hace bien.
    En este track puede verse:
    http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=884386

    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 66 seguidores

%d personas les gusta esto: