Encinas de Esgueva

encinas

La conclusión puede ser: nos mojamos pero no nos embarramos. Lo peor para el ciclista es el barro, que se va pegando a las ruedas y a la cadena hasta que las frena por completo. Entonces hay que arrastrar la bici. O limpiarla bien, pero si en la zona abunda el barro arcilloso, vuelve a ocurrir lo mismo. Y llega a ser desesperante.

Sin embargo, en los alrededores de Encinas los caminos estaban muy bien. Evidentemente las ruedas se pegaban, costaba más pedalear, pero nada más. Algunas pistas tenían bastante barro, las bicis y los ciclistas se mancharon pero eso son gajes del oficio.

canada

Por lo demás, el paisaje estaba en su punto. Cielo gris. Robles amarillos. Chopos en esqueleto. Y lloviznaba. Frente al viento, frío. De espalda se estaba bien.

Bosques de robles, grandes encinas aisladas, chozos de pastor, corralizas de piedra caliza, fuentes con agua abundante… Y el embalse. Claro que es mejor pasar por el embalse en verano para pegarse un baño a gusto.

No fuimos los únicos paseantes. Un matrimonio con tres chavales que disfrutaban, también, del día.

chozo

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: