La dehesa de San Llorente

(viene de la entrada anterior)

monte

Al llegar a Izagre nos tomamos una clara en un corral-bar establecido justo en medio de la cañada real leosesa por la que luego continuamos hasta Albires. Esta vía pecuaria mantiene su ancho –está amojonada- aunque en algunos puntos ciertamente se encuentra utilizada como vertedero. ¡Menos es nada!

De Albires salimos por el camino de las bodegas (bodegas a la derecha, palomares a la izquierda) que poco a poco va ascendiendo hasta el ras del páramo por el aquí habitual camino de grava. Nos conduce directo hasta la dehesa.

Y ya estamos en la dehesa de San Llorente, territorio vallisoletano –de Mayorga- situado en la provincia de León. El suelo tiene abundantes cantos rodados, a pesar de lo cual la dehesa cuenta con numerosas charcas y lagunillas, señal de que la tierra es de tipo arcilloso. Por ello, el nivel freático parece encontrarse cerca de la superficie. Abundan los juncales y, en general, la hierba verde.

pozo

Pero ya no es dehesa. Debió serlo, pues los nombres nunca se ponen a humo de pajas y todavía quedan viejas encinas aisladas que adornan el paisaje. También queda un monte cerrado de encinas –en los dos sentidos: vallado y tupido- más o menos en el centro de la dehesa. Son como cinco hectáreas de encinar.  Y muy cerca, un viejo corral de adobe y una pradera. Al lado, en el lugar donde nace un regato, vemos una charca y un pozo que sirvieron para que el ganado abrevara. No es mal sitio esta dehesa. Forma un paramillo elevado que nos da la impresión de acercarnos al cielo por encima de las comarcas limítrofes. Solo la iglesia de Valverde Enrique se encuentra en nuestro rasero.

vega

Llegamos la arruinada casa de la dehesa (enfrente hay un corral de moderno diseño), asentada en un prado que cae hacia un lugar idílico: el arroyo del Valle. Es un simpático cauce que discurre dando perezosas curvas. No falta el pasto y una fuente nos repondrá de los agobios del camino. Hay que cruzarlo por un vado que no ofrece dificultad. Podemos estar todo el tiempo que queramos y luego subir tranquilamente la suave cuesta que nos lleva de nuevo hasta la provincia de León.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: