Llegó el verano

¡Y con qué fuerza! Junio fue un mes de temperaturas agradables, con poco calor y abundantes lluvias. Incluso los primeros días de Julio también fueron suaves. La primera fotografía -tomada el 4 de este mes-  muestra un agradable camino en el páramo, entre Torrelobatón y Robladillo, con acacias y abundane hierba, todavía verde.  Pues justo una semana después, el mismo camino aparece ya con la maleza bien seca. Además, la rueda delantera levantaba continuamente polvo que se fijaba en la cadena y piñones de la bici gracias a la grasilla. Por no hablar de la temperatura, excesiva a pesar de estar en lo alto del páramo. Menos mal que luego ha ido bajando…

Las cosechadoras estaban trabajando a tope y nada se escapaba al terrible calor estival. Bueno, algo sí: el manantial de Valdesamar, que en invierno acoge tritones y gallipatos, conservaba algo de humedad y frescor, con abundantes juncos y hierba verde.

Y nos acordamos de aquellos versos de Machado los que ahora cabalgamos en máquinas ligeras que brillan al sol…

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta to “Llegó el verano”

  1. polita Says:

    Es impresionante cómo ha llegado el verano, cómo ha amarilleado los campos, cómo sofoca nuestros paseos.

    Hasta pronto, caballero del hierro!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: