Fuentes del Sequillo

Después de comer continuamos ruta. Nos sorprende, una vez más, el amplio panorama que se puede divisar en esta tierra llana: hacia el Este se levantan torres de Paredes de Nava, Fuentes, Frechilla, Autillo… y una infinidad de lomas y campos, con algunos paramillos sobre Paredes. Verdaderamente es una tierra profunda e inabarcable. Sólo el cielo se le parece.
Pero seguimos camino en busca de fuentes. Yparece que vamos a tener más suerte que hasta ahora. Veamos.

Fuente de las Tocinas. Las máquinas han cambiado un poco el paisaje: están abriendo caminos de más de 5 m de ancho y dragando regueras por toda esta zona. Al fondo de lo que quiere ser un vallejo, entre campos de labor, vemos el sitio donde parece nacer uno de los  muchos arroyos dragados. Efectivamente, las excavadoras lo han limpiado y, al acercarnos, comprobamos que tiene agua en abundancia.

Fuente de Linteros. No encontramos la fuente de la Loma o de la Toma, pero junto a un perdido y tras un montón de tierra se esconde el verdor de Linteros, que es más bien una charca o manatial. Abundan las ranas y la vegetación, a pesar de la sequía circundante.

Fuente de los Arenales. Ya en clara dirección a Herrín, nos topamos con ella. Un largo abrevadero que viene de un manantial cerrado y remozado. El lugar está llenos de espadañas y dan sombra algunos álamos.

Herrín. Nada más entrar en el pueblo, a la derecha, un viejo estanque abrevadero con su fuente sigue en funcionamiento; viene de un arca en la ladera. En Herrín disfrutamos de otra amplia vista sobre Tierra de Campos, esta vez gracias a un observatorio con telescopio en la zona de las bodegas -aquí curiosas casitas– lo que nos permite descender a detalles.

Fuente de Villacilda. Más bien un manantial con su charca, en una zona verde con esbeltos árboles. Antes de llegar hemos levantado las primeras avutardas de la ruta. Un buen bando.

Fuente de Trinchas. Señalada por unos árboles en medio del campo de labor, es una sencilla fuente de arca abierta en ladrillo macizo. Una culebra pálida apostada entre las grietas nos mira atenta pero sin moverse ante nuestra presencia.

Valdelafuente. Se ve que está en uso: aquí suelen abrevar rebaños. Pero el entorno está un tanto sucio.

Fuente de los Árboles de Juan Palacios. Peculiar: gran caudal y un abrevadero de casi 50 m. Delante,  un prado y detrás, los árboles o, mejor, arbolitos. Buen lugar para descansar, pero se nos ha hecho tarde y seguimos camino. No nos acercamos a la fuente del Cuclillo. ¡Otra vez será!

Fuente de Cortalaire. ¡Qué chopo tan enhiesto la señala! Un estanque abrevadero de original trazado recibe sus aguas. Antes, hemos podido contemplar otra panorámica del valle del Sequillo desde un alto señalado como vértice geodésico.

En Cuenca de Campos pasamos junto al Conjuradero, hoy convertido en observatorio y nos acercamos a la puerta de un viejo convento de Clarisas –al fondo la esperanza, reza su lema- ya en ruinas. A la salida, un molino de viento. También ruinas, claro, como tantas cosas que fueron en esta Tierra.

Antes de llegar a Villabaruz, mientras se pone el sol, levantamos un bando de avutardas y -por la carretera ya- nos plantamos en Tamariz. ¡Uf, estamos cansados! Nos han salido más kilómetros de los previstos. Sólo nos quedan fuerzas para saludar a don Purpurino, que antaño estuviera en la Fuente Dorada de Valladolid y ahora lleva medio siglo en una plaza de Tamariz, viendo jugar a los chavales del pueblo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

3 comentarios to “Fuentes del Sequillo”

  1. polita Says:

    Os veo buscando un zahorí para próximas excursiones…;)

    Tierra de Campos tiene un encanto especial. Y tus fotos y tus palabras lo reflejan a la perfección.

    Besotes!!!

  2. Ars Natura Says:

    Pues sí que es un buen paseo este qeu os habéis dado!

    A ver si un día lo dedicáis a las fuentes de Mayorga, que tiene bastantes en su término municipal(muchas de ellas restauradas), no obstante es el término con mayor extensión de la provincia.

    No conocía a Don Purpurino ni su historia. Me ha gustado el enlace que habéis puesto al respecto.

    Un saludo.

    • piscatorem Says:

      Todo se andará -o se rodará- pues siempre es agradable encontrar una fuente en el camino y en Mayorga ciertamente hemos visto unas cuantas, algunas -recuerdo ahora- restauradas por una asociación de cazadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: