La cueva del Hermano Diego

Pescando camarones

Esta excursión comienza en una barca en la ría de Arosa, atrapando camarones con un pescador gallego. Tuvimos tiempo para hablar y, al llegar a tierra, para saborear el vino que elaboraba en su bodega. Me contó cómo su padre trabajó de cantero en la construcción del pueblo de San Bernardo de Valbuena, y que extraía la piedra en un páramo cercano. Hasta ahí, nada de particular: los gallegos son buenos canteros y la localidad es del siglo pasado, pues sus habitantes fueron trasladados desde Poyo, inundado por el embalse de Buendía. Pero también me dijo que frente a San Bernardo, sin cruzar el río, había en el mismo páramo una cueva. Esto ya me extrañó un poco pues en Valladolid prácticamente no hay cuevas, y así se lo dije, pero no lo puse en duda.

El Anillo del Duero

De aquello hace ya muchos años. El sábado pasado me di una vuelta en bici siguiendo parcialmente lo que allí llaman El Anillo del Duero, que comentaremos en una próxima entrada. Y me acordé de la cueva, de manera que, después de pasar junto a la Granja de Castrillo de Cisla o del Queso, me dirigí hacia el canto del páramo. Un camino por el intrincado monte me condujo allá: al sur el valle del Duero y al norte un denso monte de encinas.

Almorzando en la cueva

Llegué al cortado y comprobé que la piedra caliza había formado un pared abrupta e irregular que caía varios metros hacia el valle. Había entrantes y salientes, pero ninguna cueva. Seguí por el cerral hasta que la ladera se suavizó y di media vuelta. Pero volví a bajar y ¡oh sorpresa doble!: una inmensa boca de gruta de donde salían murmullos humanos. ¡Menos mal que no sabía nada de la leyenda que luego contaré, pues hubiera creído que me esperaba el mismísimo Hermano Diego!

Di un paso dentro de la cueva sin ver nada todavía y el murmullo se convirtió en un claro y amable ¡hola, buenas tardes! Un grupo de nueve jóvenes de San Bernardo comía alegremente alrededor de una mesa hecha de toneles. Mostré mi sorpresa que enseguida apaciguaron invitándome a comer. Lástima, sólo acepté una cerveza, pues me acababa de tomar un bocadillo de queso precisamente en la Granja del Queso.

La cueva es amplia, con mesas para almorzar. Si fuera un restaurante diría que cabrían holgadamente cerca de cien personas.  La boca se abre en la piedra caliza y el interior debía estar relleno de o peña mas blanda que se ha ido perdiendo por el paso del tiempo y del agua ¿o no?

El Hermano Diego

¿Quién es el Hermano Diego? Enseguida mis nuevos compañeros me hablaron de un ermitaño que llegó aquí para hacer penitencia por sus pecados, que fue construyendo la cueva con su piqueta, e incluso me señalaron algunas formas de la cueva que podían recordar la forma de una ermitilla o capilla. También me contaron que había un pasadizo que llevaba hasta el Duero.

¿Y qué mas sabemos del Hermano Diego? Pues, para mi sorpresa, he podido comprobar que se trata de una leyenda ¿o historia? muy documentada. Los interesados podéis leerla en la Revista de Folklore (nº 105, páginas 99-103, año 1989).

Yo solo resumiré la figura de tal hermano. Natural de Peñafiel, estudió medicina y vivió a principios del siglo XVI. Tuvo un hijo natural –Quico, barquero del monasterio de San Bernardo-, mató en duelo al que se casó con la madre de Quico,  fue herido en numerosas ocasiones y peleó en la revuelta comunera. Después de todo esto, perseguido por la justicia, recibió asilo de los monjes de San Bernardo, que le mandan a la cueva.

A partir de ahí, hace penitencia y empieza a ser conocido como santo. Vestía traje de peregrino, se apoyaba en un bordón del que pendía una calabaza, lucía larga barba blanca y nunca envejecía. En su cueva se refugiaban los animales salvajes del bosque, era amigo y médico para ellos y para los pastores del monte. Libera a personajes secuestrados, convierte a bandidos, salva a una mujer de morir ahogada en el Duero. A su muerte, la cueva resplandece e incluso llega a pararse el sol, para dar la noticia a los frailes de San Bernardo.

La leyenda cuenta también que en la cueva están enterrados el Hermano Diego, el bandido Ferrero y un mendigo al que mataron confundiéndolo con el Hermano.

¿Amable personaje, verdad? Pues tan amable o mas es el paisaje del valle que se deja ver desde la boca de la cueva.

Anuncios

Etiquetas: , ,

6 comentarios to “La cueva del Hermano Diego”

  1. antonio Says:

    Una ruta muy interesante, había leído la leyenda ésta pero no sabía que había cuevas naturales en Valbuena, por cierto, cuevas artificiales en Valladolid hay muchas, como las yeseras, no estaría mal un recorrido por ellas. un saludo

  2. antonio Says:

    Bueno, y hablando de cuevas, que mejor ejemplo que las antiguas bodegas tan típicas de nuestros pueblos…

  3. David Says:

    Hola. Te sigo hace tiempo y no me pierdo una entrada, un blog maravilloso. Me apunto muchos sitios para ir conociendolos.

    Esta cueva recuerda un poco a las del Pinzas, entre Pesquera y Curiel, también muy bonitas. ¿pero realmente son naturales? seria interesante saberlo.
    Si que hay una cueva natural en Valladolid de origen karstico, no muy conocida y quizás es bueno que sea así.
    Un saludo.

  4. Pablo Says:

    ¿Desde dónde se accede con la bici?

    • piscatorem Says:

      Situado en el punto de la carretera entre Pesquera y Valbuena, tomas el camino que sale en dirección contraria a San Bernardo. Lo sigues hasta que estás arriba, en el páramo. Allí, en un cruce sale un camino hacia el Este; por un momento bordea un viñedo, luego va por el canto del páramo. Donde la caída es más abrupta, allí es. Dejas la bici y bajas andando unos metros ¡con mucho cuidado! Allí es.

      • Pablo Says:

        Ok, gracias por la información. En cuanto tenga ocasión iré por allá de visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: