Molinos en el Cega o pelea entre Invierno y Primavera

Iscar a Chañe

La primera parte de la excursión discurre por un lugar perdido: como se encuentra a horcajo de los ríos Cega y Pirón es algo así como un pinar cerrado, para llegar a él hay que proponérselo, ya que no es sitio de paso. Se puedeincluso escuchar el silbido del viento entre las hojas afiladas de los pinos. La humedad y las heladas de los últimos días han endurecido la arena, ahora compacta, para que rodemos con cierta comodidad. Al comienzo,  veremos unos paneles informativos sobre los pinares y la resina.

Pasamos por los molinos del Pirón y del Cega: el Molino Rodero, los restos del Molino del Pino, el Molino de Minguela… Estas corrientes de agua, que no se secaban en verano, durante muchos siglos ayudaron a los agricultores de la comarca a transformar la materia prima en harinas de diferente calidad.

Molino del Alavarado

En el molino de Alvarado

En la pista forestal que lleva a Cuéllar nos encontramos con un refugio forestal en uso, con gente calentándose en su interior y almorzando. Poco después llegamos a la Casa de la Obra Pía de Beneficencia del Comendador Gómez Velázquez: en realidad son los restos de un caserío en el nacimiento, ahora seco, de la Arroyada que antiguamente dejaba sus aguas en el cauce del Cega. Cerca se encuentra también el despoblado de Ruy de Manzano, perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar. Todo esto nos habla de un territorio mas activo antaño que hogaño.

Y un poco más adelante, dejamos el pinar para adentrarnos en campos de labor y llegar a Chañe. Y, poco después, por la carretera llegamos a Fresneda de Cuéllar y luego a la ermita de Ntra. Sra. del Rosario, antigua iglesia del despoblado de Alcuerna.

Refugio

Refugio

Tras cruzar el Pirón, a nuestra derecha dejamos el Molino de Alvarado, que sus actuales propietarios están intentando recuperar. Y a la izquierda, junto a la carretera se encuentra en abandono la casa de los forestales.

De nuevo nos adentramos en los pinares y, en un claro con campos labrados, sorprendemos a tres corzos pastando.

Molino de Minguela

Molino de Minguela

Esta ha sido una excursión por Tierra de Pinares, donde todavía quedan muchos y altos ejemplares de negrales que dan resina, y con un tiempo que amenazaba nieve en buena parte del trayecto. A pesar de que al final cayeron algunos copos blancos, también pudimos contemplar almendros en flor. Pelea entre la primavera que quiere llegar y el invierno que no quiere irse. Y así estaremos unos meses. Es lo suyo.

(Fotos de Miguel Ángel)

Casa Forestal

Casa Forestal

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: