Montes Torozos

Castromonte Urueña(1)

Castromonte se encuentra en las orillas del río Bajoz y rodeado de palomares; aunque está en pleno páramo, le llegan los aires de Tierra de Campos, donde se criaban tantas palomas para producir abono y… buenos pichones.

Vamos a dar un paseo por el corazón de los Montes Torozos. Desgraciadamente, sólo queda el rastro de lo que fueron, cuando el hermano montero de la Santa Espina cuidaba el monte, haciendo cortas seculares, de tal manera de siempre había corpulentas y altas encinas, que todavía hoy se conocen como talayas, pero en otros lugares de la provincia, claro. Hoy es, más bien, un monte de matas –de encina y roble-, más que de árboles. Pero estamos en primavera, y si no resplandecen los árboles, sí las matas, los matorrales, y hasta la hierba rala con su retahíla de florecillas de mil colores.

Palomar

Tomamos el camino de la ribera derecha del río en dirección a Valverde. Por tierras de labor despejadas, llegamos al monte y, como una puerta nos impide el paso hacia el interior, en dirección a unas granjas abandonadas, seguimos el camino que sale a la izquierda y que nos lleva en dirección a la Santa Espina entre matas de encina. En muchos de sus tramos aflora la caliza. A pesar de que la soledad casi se toca, nos cruzamos con un ciclista.

cebada verde

Siempre por el monte, cruzamos la carretera de Villagarcía y tomamos la que se dirige a Urueña durante un pequeño tramo, hasta enlazar con un camino que sale a la izquierda.  Ahora rodamos por campos de labor salpicados de encinas aisladas o formando pequeños grupos. Por fin, salimos al borde del páramo y conectamos con la carretera que nos lleva a Urueña. De nuevo por la carretera, tomamos el primer camino a la izquierda para ir a ver la Casa del Páramo, en ruinas, con un palomar de planta cuadrado del que solo quedan tres paredes y su interior lleno de vegetación.

La fábrica de miel

Y por el interior del monte nos encontramos un colmenar, precisamente donde el camino se pierde por unos momentos. Bajamos hacia el valle del Bajoz buscando la fuente de los Galgos que no encontramos, tal vez ya desaparecida o tapada por la tupida vegetación.

Torozos

De San Cebrián nos vamos por un camino paralelo al Bajoz, dejando a nuestra izquierda los restos de un antiguo molino. En la Ermita de Santa Marta hay gente comiendo sobre la pradera, a la sombra del inmenso moral, del que empiezan a salir las hojas. Subimos al páramo para llegar a la carretera de la Santa Espina hasta Peñaflor, y luego tomamos el Camino de Santiago y GR-30. Nos desviamos a nuestra derecha por un bonito camino al que acompañan hileras de árboles a los lados y vegetación en el suelo. Finalmente nos presentamos en Castromonte.

.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Montes Torozos”

  1. miangulo Says:

    Bonita ruta, por muy poco no dimos con la casa de Martin, solamente había que seguir un poco más el GR y girar por un sendero a la derecha, la próxima vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: