De puente a puente: vegas y sotos

19 octubre 327

De puente a puente, o del soto a los cortados, o del monasterio de Palazuelos a la granja Quiñones, o… Y es que la vega del Pisuerga está llena de atractivos para el paseante de a pie o de a rueda. Además, ahora que estamos en otoño, las riberas ofrecen ese matiz ocre propio de la estación y que adorna los paisajes. Salimos de Cabezón por la orilla derecha del Pisuerga para volver, cruzando por el puente de Valoria, por la izquierda. Un paseo de 25 km.

Palazuelos

Santa María de Palazuelos fue la iglesia de un monasterio que ahora está en franca recuperación, al menos para usos civiles. De hecho cuando pasamos el domingo había una exposición denominada Grecos. Al lado, un pequeño y apacible cementerio; más allá, la pradera ¡qué verde ahora! de la granja Palazuelos y, un poco más adelante, una pequeña alameda que delata una laguna. Seca por el momento.

19 octubre 087

Aguilarejo

Este lugar tiene un castillo moderno, pero todo aquí es historia, salvo el rebaño de ovejas. ¡Qué patio tan amplio y delicado, con una escultura de Virgen en medio y casas sencillas alrededor! Hoy está cerrado, pero antaño pasábamos por aquí para merendar o pescar en la ribera: había playas, lugares de pesca y una fuente. Pero eso es historia: las riberas ha sido en buena parte levantadas para colocar una pequeña centralita eléctrica.

19 octubre 163

Pero Aguilarejo –o Palazuelos El Viejo, según reza la leyenda del otro edificio- es más que eso y aguas arriba de la presa cuenta con deliciosas riberas en las que casi se hace de noche en verano por lo tupido del arbolado. Ahora, la hierba estaba de un intenso verde brillante, como recién estrenada, los árboles comenzaban a amarillear y algunas plantas parecían revivir después de un sofocante verano. El lugar, digno del paraíso: descubrimos una lápida rota y sucia por el paso del tiempo, en la que uno de los antiguos dueños había labrado aquella estrofa del Poeta que dice

 Mil gracias derramando,
pasó por estos sotos con presura
y yéndolos mirando
con sola su figura,
vestidos los dejó de su hermosura

 Pues sí, el lugar es digno de tales versos. Un poco más abajo, desde otro prado salpicado de álamos y fresnos, disfrutamos del paisaje de los terrosos Cortados, vistos desde abajo y con el Pisuerga por medio.

Oc

Vega de la Barca

La vega de la Barca (de la barca de Pereda), ahora plantada de maíz, es abrazada por el siguiente meandro. Suponemos que dentro se esconden numerosos jabalíes. Los terrenos cercanos al camino tenían las señales de abundantes hozadas. En la bifurcación, la fuente de Villavelasco con varios caños y exuberante vegetación. Cerca, más chopos amarillos.

Otro meandro, en el que bordeamos la Dehesa de los Santos que se encuentra cercada, para llegar al puente de Valoria, donde nos quedamos por el momento superada la primera mitad de la excursión. Dejamos la otra mitad para la entrada siguiente

19 octubre 153

 

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: