Valimón y La Planta

Valimon y Sardon

El arroyo Valimón nace en el Hoyo de la Casilla, donde mana la fuente del Tasugo, a una altura de casi 900 metros y desciende tajando la roca de la paramera primero y luego margas y arcillas, hasta desembocar en el Duero a la altura de Sardón. Ha bajado unos 180 metros a lo largo de 22 km aproximadamente, lo que no está mal para la comarca. Sin embargo, un ciclista normal no notará prácticamente la subida hasta las proximidades del ras del páramo. Vamos allá.

La primera parte es prácticamente llana. Salimos de Sardón, donde las aguas de nuestro Valimón movían un molino, tal vez el único en todo su trayecto. Divisamos el páramo a lo lejos, y el arroyo baja por tierras abiertas, con pinares y campos de labor, hasta que nos introducimos entre dos páramos: al oeste el largo y estrecho Montecillo, y a la derecha el inmenso y ancho páramo que llega hasta más allá de Campaspero. Los dos son deliciosos para pasearlos y, como de momento nos sobran fuerzas, subimos casi hasta arriba del Montecillo para ver el paisaje del valle del Duero. ¡Ha merecido la pena!

 

Piedras caísdas desde el Montecillo

Piedras caísdas desde el Montecillo

Pero bajamos para seguir por el Valimón, que aquí es todavía es ancho, con pinares a un lado y a otro, aunque empiezan a abundar también las encinas, los robles y las sabinas. Y enormes piedras calizas se han desprendido del cantil del páramo para llegar, algunas, hasta nuestros pies. Y es que esta es otra característica del Valimón: es un valle vivo, con desprendimientos continuos, que todavía se está haciendo.

Agua...  y habitantes

Agua… y habitantes

Pasamos por el caserío de las Rentas, con tierras de labor y ganado vacuno. Enfrente se levanta el monte de La Planta, que vemos con alambradas para evitar que salga la caza. A la derecha, un poco más adelante, pasa desapercibido un viejo pozo que todavía tiene agua.

Ahora llegamos al punto donde más se ensancha el valle, y lo hace para recibir las aguas del arroyo Valdecascón, que lame los pies de la Armedilla. Aquí cruzamos también la cañada de Peroleja y la carretera de Quintanilla a Cogeces. A menos de un kilómetro baja, paralelo, el arroyo Valcorba.

Encina solitaria

Encina solitaria

Y nos metemos de nuevo en el valle que, poco a poco, tiende a estrecharse. Pasamos bajo la boca de Valdelaperra (no podemos subir, está vallado para el ganado, y tendríamos que acceder desde el páramo) y junto a un chozo de pastor. Vamos superando una casa en ruinas y otra no tanto, todas aisladas, y barcos en los que nacen fuentes a las que no nos acercamos. Vemos algunas laderas casi verticales, con enormes piedras desprendidas que se han quedado a media ladera, pinares mixtos muy densos…

En esta zona el valle va en claro zig-zag, y llegamos a la Casa del Granizo, en la que hay bastante actividad agrícola. Un poco más arriba se juntan los términos de Cogeces, Quintanilla de Arriba y Langayo, el camino se medio pierde y… ¡estamos en la fuente del Tasugo!

El Valimón se está haciendo

El Valimón se está haciendo

La vuelta va a ser más sencilla: atravesamos La Planta, que es un coto regional de caza mayor y menor, pues abundan los jabalíes –vemos una jabalina con tres jabatos- y los corzos –también vemos tres-. Hace años vimos un ciervo –se escaparía de La Planta de Arzuaga, en el extremo Oeste del páramo- y podríamos ver incluso algún muflón. Pero lo mejor es la abundancia de encinas, robles y sabinas, además de pinos, y lo silencioso que es el monte aquí. Seguramente por lo alejado que se encuentra del mundanal ruido. Y porque no hemos coincidido con una montería, claro. Pasamos por los corrales de la Marquesa (de Alonso Pesquera, se supone) y dejamos a un lado su Casa, en el centro del monte.

...sin duda

…sin duda

Podríamos volver por el monte para caer en Sardón pero decidimos rodar por la carretera hasta Quintanilla y ahí tomar el Canal del Duero desviándonos ligeramente en la Abadía de Retuerta para saludar a la Encina de los Catorce Brazos, de la que ya hemos hablado en una entrada reciente.

20 diciembre 159

Sabina de varios brazos en La Planta

 

Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Valimón y La Planta”

  1. Jorge Mozo Says:

    Buena parte de este recorrido más del 60% trasncurre por el término municipal de Santibáñez de Valcorba y ni una sola referencia

    • piscatorem Says:

      Ya aparece Santibáñez. Pero el recorrido discurre también por Cogeces del Monte, Quintanilla de Onésimo y Sardón de Duero. Y la mayoría de los kilómetros no se hacen por el término de Santibáñez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: