Las aguas de Fuentesecas

Laguna del Caz

Laguna del Caz

Fuentesecas es un pueblo situado en la zamorana Tierra del Pan. Por tanto, se encuentra en medio de un mar de trigos y cebadas, al menos en primavera. Y, como aquí la tierra es ondulada, con abundantes montículos y colinas, la sensación de mar con oleaje se acentúa.

Lo curioso es que se llame Fuentesecas. Como si todos sus manaderos se hubieran secado, lo que no es cierto. Veámoslo.

En primer lugar nos subiremos a la Pindonga, que es la iglesia del pueblo, dedicada a San Esteban. Pindonga es la mujer que se pasa el día en la calle, que se deja ver de todo el mundo. Bueno, pues eso es lo que le ocurre a la iglesia: que se ve desde todas partes en la comarca, también desde Toro que está a 14 km en línea recta. Lo hemos comprobado en nuestro paseo por los alrededores: en cualquier sitio, tras una loma, se asomaba la Pindonga.

Laguna de la Marrana

Laguna de la Marrana

Pues desde la iglesia se ve perfectamente, a sus pies, ya en las afueras del pueblo, la laguna de la Marrana, que es preciosa a pesar de lo que pueda sugerir el nombre. Al lado, el pozo y abrevadero. Detrás de la laguna, al fondo, vemos Malva, Bustillo, Belver, Pobladura y otros pueblos perdidos en el horizonte. También, el Teleno y otras montañas de León.

Laguna del camino de Villalube

Laguna del camino de Villalube

Luego, en dirección noroeste, nos acercamos al manantial de los Alelises, que origina el arroyo del mismo nombre. Más hacia el oeste se encuentra la laguna y manantial del camino de Villalube, también con abundante agua, un pozo y en medio de un campo de cereal. Nos fue imposible acercarnos a la fuente de la Junquera porque todo era un aguachal intransitable. Y dejamos para otro momento el bebedero de la Fortuna, de nombre evocador.

Trasdecuervo

Trasdecuervo

Sin embargo pudimos acercarnos a la fuente Trasdecuervo –ya en territorio de Pozoantiguo- que tiene los días contados si nadie se preocupa algo por ella. Es relativamente grande, con caja y bóveda de ladrillo mudéjar y abrevadero al exterior. Se encuentra asfixiada por la maleza y con los alrededores –estamos en época de lluvias- encharcados. Aunque fuera de esta época, como tiene un pivot al lado, mucho nos tememos que se queda seca.

Fuente del Caz

Fuente del Caz

Pero la fuente que puso la guinda fue la del Caz, junto a la carretera de Pozoantiguo. Es abierta, de bóveda de piedra y con arreglos en ladrillo y da directamente a una simpática laguna que se utilizaba como abrevadero. Ahora hay patos en sus aguas y árboles alrededor.

Charco del Barrero

Charco del Barrero

Para terminar, nos acercamos a Matilla la Seca que, a pesar del nombre, tiene dos hermosas lagunas: la llamada charca de la Laguna, junto al pueblo, y el charco del Barrero, en el camino de Fuentesecas. Ambos charcones se encontraban con abundante agua y aves acuáticas. El segundo, además, tiene arbolado.

Hemos comprobado con sorpresa que en lo seco de Tierra del Pan abundan los manantiales, la fuentes, los pozos y las lagunas. El contraste no puede ser más hermoso.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: