Por San Marcos, agua en todos los charcos

Despejando

Abril ha sido lluvioso. En la mayoría de nuestras salidas sabíamos que podíamos encontrarnos con algún aguacero de esos que van mojando una larga franja de terreno. Así ocurrió en la última, una tarde en los alrededores de Medina del Campo. Vimos cómo se acercaba no ya una nube descargando, sino el mismo chubasco, de color gris, llenándolo todo de agua.

23 abril 041

Nos mojamos –menos de lo previsto, por lo providencial de un pinarillo puesto en nuestro camino- pero inmediatamente después gozamos de una espectacular salida del sol entre las nubes y aguas que, poco a poco, se iban aclarando; todo esto incluyó un pequeño arco iris. Luego quedó el ambiente entre sombras y luces –los diferentes trozos del paisaje se iban iluminando o ensombreciendo por momentos- y, finalmente, brilló el solo en toda su intensidad -algún borrego intentó taparlo- hasta que cayó la noche. Naturalmente, enseguida nos habíamos secado y entrado en calor.

Todo esto ocurría mientras subíamos a las Lomas del Aire, desde donde se domina el campo de Medina, y -por el oeste- el valle del Zapardiel al bajar hacia Dueñas de Carrión, que cruzamos.

23 abril 097

Aprovechamos también para acercarnos al Caño de la Dehesa, preciosa y original fuente restaurada hace muy poco, que vierte sus aguas a una lagunita, en la ladera llena de chopos del también arroyo de la Dehesa. Al lado hay un pinarillo con mesas para merendar.

23 abril 147

Después, siempre vigilados por la espigada torre de Villaverde, nos acercamos al despoblado de Romaguitardo, a cuyos pies se ha formado un lavajo gracias a las lluvias caídas últimamente. Sólo quedan restos de la iglesia y el montículo donde estuvieron las bodegas. Ni una cosa ni otra faltaban en los pueblos castellanos.

23 abril 154

La vuelta la hicimos en parte por la cañada de Salamanca, que discurre junto a la vía del tren y en parte por la de Extremadura, que tomamos en las Salinas y de la que nos despedimos –en plena anochecida- en el nada romántico charco Lavaculos, que venía muy bien a los rebaños para abrevar… (Por cierto, por San Marcos solían terminar los contratos de arrendamiento de pastos en Extremadura y las merinas volvían hacia los puertos de Burgos y León utilizando estas cañadas. Estarían, como ta,bién nosotros las hemos encontrado, llenas de charcos)  

23 abril 203

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: