Las Cumbreras -más allá del Cea- y vuelta a Tierra de Campos

1 mayo 133-Viene de la entrada anterior-

Ya antes de llegar a la Zamorana pasamos por varios campos que no parecían tales, sino enormes lagunas. Seguramente hasta aquí llegaron las aguas de un desbordado Cea hace pocas semanas. Fuimos subiendo poco a poco junto a las tierras enfangadas por el arroyo de Valdemencía, tomamos luego el camino de los Árboles hasta llegar a las Cumbreras, en cuya arruinada casa tomamos un refrigerio. El agua nos fue servida por la cercana fuente de Valdelasviñas. No lejos estaba la también arruinada casa del Burro. Vimos otras casas desde lejos –la de Villacé, la del Toro- pero no sabemos si estaban igual. Quedamos en averiguarlo otro día.

Y es que estamos en una amplísima y despoblada comarca dentro del término de Mayorga. Ahora no vive nadie, pero antaño estaban, desperdigadas, estas casas desde las que se atendían campos y, sobre todo, ganados.

Una suave subida con el fondo de Mayorga

Una suave subida con el fondo de Mayorga

También, es distinta y peculiar esta tierra del extremo norte de la provincia: no pisamos el barro de Campos, sino terreno de aluvión, de cantos rodados y algo de arena. Los caminos y cañadas van de este a oeste y tienen que cruzar una especie de red de arroyos, de manera que tuvimos que cruzar los arroyos de Valdemencía, Ratones, Valdelasviñas y Regidero. Y como estamos en una época de lluvias, hubo sus más y sus menos, pero todos acabamos con los pies –y las zapatillas- bien mojados. Estos arroyos ofrecen abundante pasto, por lo que están vallados y en algunos casos hay que abrir las cancelas para continuar por la cañada. Finalmente, el arroyo de la Reguera nos cortó el paso y tuvimos que dar un rodeo para llegar a Gordoncillo. Pero gracias a ello, pudimos navegar por unas praderías inacabables, de verdadero ensueño, y abrevar en la fuente de Valdelobos, que se encuentra en un agradable paraje y –al igual que la de Valdelasviñas- restaurada y cuidada.

Uno de los cruces de arroyo y camino

Uno de los cruces de arroyo y camino

De vuelta volvimos a pasar por campos encharcados y cruzamos el Cea por el puente de Albarite. Precioso rincón entre aguas, alamedas y prados. Levantamos una pareja de garcetas o garzas blancas en la misma orilla del río. No vemos ni rastro del molino de la Barraca (o Berraca), pero nos encontramos con una enorme fábrica de luz… ¿no serán lo mismo?

Las Cumbreras

Las Cumbreras

El caserío de la Barraca está abandonado, como tantas cosas en estos campos de Castilla. Subida la cuesta, estamos de nuevo en Tierra de Campos, y por el cordel de ganados nos dirigimos hacia la Unión de Campos. Justo a mitad de camino, en Trasdemeño, un pozo con abrevadero ofrecía agua a los rebaños, pues no hay fuentes ni manantiales a lo largo de toda la vía pecuaria. Entramos en la localidad por una zona de bodegas y volvimos a salir por otra en la que también las había. Debió abundar por aquí el buen vino, pero eso no es más que recuerdo. Este pueblo nació en 1841 de la unión de Villar de Roncesvalles y Villagrá.

Inmensas praderas

Inmensas praderas

Y de nuevo a navegar entre inmensas praderas y campos de verde deslumbrante. De vez en cuando, alguna alameda. O alguna olmeda chata que nunca levantará tres o cuatro metros. ¿O sí?

Bajamos a Valdunquillo por el valle que forma el arroyo del Olmo. Ya  nos queda muy poco para llegar a nuestro destino. De hecho, vemos la torre de San Pelayo en Villavicencio. Nos acercamos hasta el Valderaduey, donde tomamos un camino paralelo al río. Es la hora de las avutardas, pues las vamos levantando a nuestro paso. Están muy cerca del camino y son como verdaderos aviones, que tardan en elevarse. También abundan las perdices.

El puente de Albarite

El puente de Albarite

El sol va cayendo y buscamos el bar de la localidad para descansar un poco. Este descanso se llama queso, chorizo y lomo bien regados con unas claras.

1 mayo 182

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “Las Cumbreras -más allá del Cea- y vuelta a Tierra de Campos”

  1. Ars Natura Says:

    Habéis pedaleado por el mayor término municipal de la provincia con, creo recordar, algo más de 18.000 ha. y más concretamente por “La terruca”, la parte que queda en la margen derecha del Cea en territorio de Mayorga. Conozco bien esos pagos, pues estuve trabajando por allí unos años recorriendo todos sus rincones. Hay numerosas fuentes que la asociación de cazadores restauró ya hace unos cuantos años, darían para todo un día de pedaleo recorrerlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: