La Mella del Garañón, en los Alcores

Villalba del Alcor 2016

La Mella del Garañón es un cerro con forma de lomo, alargado, que quiere escaparse del páramo de los Torozos en dirección norte, hacia Meneses de Campos, que está a 4 km. Se encuentra a poco más de un kilómetro al este de Montealegre. Uno se pregunta ¿por qué Mella? Pues resulta que los accidentes geográficos de elevaciones del terreno tienen nombres según su forma: mota, mesa, pico, mambrilla, cabezo, lomo, falda… Al subir a la Mella del Garañón, ya en su larga cima, pudimos comprobar que ¡estaba mellada! pues cuenta al menos con un rebaje en su lomo. O dos, si se cuenta desde su unión con el páramo, donde justo tiene otro. Su lomo no es continuo, sino mellado.

Lo del Garañón tiene menor importancia, es como el apellido. En aquella zona pudo pastar, en tiempos lejanos, un garañón. O era donde el tío Garañón tenía sus tierras. A saber.

Paisaje desde la Mella. Al fondo, Montealegre

Paisaje desde la Mella. Al fondo, Montealegre

Además es un buen observatorio. Primero, de sí misma. O sea, que aquí podemos estudiar los diferentes estratos del páramo: abajo vemos las cuestas arcillosas, suaves y de color marrón que denotan la existencia de un antiguo mar interior; están acarcavadas por la acción de las aguas. Encima, otras arenas y margas; más arriba yeso de un blanco que nos deslumbra con el sol y, finalmente, las rocas calizas, con algunas lajas todavía no fracturadas y, arriba del todo, un auténtico y curioso canchal. Incluso parece que hay una línea de fractura en el mismo lomo. También es cierto que todo esto se aprecia a la vez que los pequeños bancales realizados para plantar pinos rastreros. En la falda este han prosperado algo, y nada en la oeste.

Cima de la Mella

Cima de la Mella

Y luego de la Tierra de Campos, de este a oeste: Montealegre, Meneses, Boada, Villerías, Torremormojón, Ampudia… El día era brumoso; se recomienda venir los días con atmósfera transparente y no olvidar los prismáticos.

 Cisqueros

Pero las sorpresas de la excursión no acabaron en la Mella. En el monte, entre el Esquileo de Abajo y Villalba pudimos descubrir montones de cisco o picón de encina recién hecho. El monte estaba con las encinas bien olivadas, lo que nos hace suponer que sus ramas habían sido quemadas para carboneo. Como en el caso de la resina, estamos volviendo a los usos tradicionales del monte, ¡qué bien! Eso significa cuidado y mantenimiento y, además, rentable (o casi, pues esto no lo pudimos comprobar). Lo ideal.

Carboneras

Carboneras

También, pudimos acercarnos a otros miradores, entre Villalba y Valoria del Alcor. Al fondo, como si fuera un paisaje pintado a la acuarela, se veían los difuminados Campos, no de Tierra, sino de trigo, alfalfa, cebada, amapolas, colza, guisantes forrajeros… todo de diferente color y tonalidades. Pocas veces encontraremos así esta austera tierra.

 Asombro ante San Fructuoso

Una sorpresa más: Valoria del Alcor, pasa desapercibida y oculta en un pliegue del páramo con sus bodegas, su ermita de la Virgen de Guadalupe con fuente incluida, sus casas de piedra caliza y su joya más escondida por desconocida: la iglesia de San Fructuoso. La verdad es que forma parte del páramo, en particular de su piedra caliza. Y aunque el paisaje natural de esta zona es perfecto para la contemplación, lo mismo podemos decir de esta iglesia. Merece la pena hacer un viaje solo para conocerla.  Es de un románico sencillo y puro y en su mismo lugar pudo haberse levantado una iglesia visigótica anteriormente. Sus arcos de medio punto cegados al haberse clausurado una galería nos dejan perplejos ante una perfección a la que se ha privado de utilidad… Estaba cerrada, pero el exterior fue más que suficiente.

En este paisaje domina el lino blanco

En este paisaje domina el lino blanco

Chozos de piedra en el Campo

Otro acontecimiento memorable fue acercarnos hasta la Cabaña o Chozo del Junco, una de las pocas corralizas con chozo de piedra caliza en plena Tierrra de Campos. Se levanta en medio de un campo –ahora- de alfalfa, a unos 3 km al noroeste de Valoria. Se encuentra en mal estado de conservación -¡qué raro!- pero todavía lo podemos contar. De sus piedras salen un montón de hierbas y matorrales que ahora le dan un aspecto primaveral. Otra cosa distinta aparentará en verano.

La Cabaña

La Cabaña

Pasmos también por Matallana y Montealegre. Pero sólo reseñaremos las buenas maneras de la señora que atiende el bar de esta última localidad. Nos limpió el bidón de agua por dentro y lo llenó de hielo. Además de servirnos una caña –lo pedido- con tapas variadas –no solicitadas.

Valle de las Fuentes,  las flores y los Alcores

Nuestra excursión terminó bordeando el valle del río Anguijón o de las Fuentes, florido y exuberante como pocas veces  lo hemos visto, y pasando junto a las ruinas, bien conocidas, de sus molinos.

El Mormojón al fondo

El Mormojón al fondo

Si a todo esto le unimos el soportable calor propio de la estación y el aroma y colorido con que se visten ahora los campos –blanco del escaramujo, del marrubio, del tomillo salsero o del lino; amarillo de la coronilla, la ardivieja o la tamarilla; azulado de la lengua de buey, del lino azul o de la salvia; rojo de la jabonera o del callejón- concluiremos que la excursión valió la pena. Los Alcores dan para mucho. Pero ahí ha quedado, desafiante desde todos los puntos del trayecto, el cerro o alcor de Mormojón, que se eleva por encima del páramo: habrá que humillarle. Lo dejamos para una avanzadilla siguiente.

(Y una última curiosidad: alcor viene del latín colliscolina- a través del árabe. Collis> Al cúll> Alcor. O sea, los mozárabes le meten el artículo y nosotros se lo volvemos a meter)
Arcos de San Fructuoso

Arcos de San Fructuoso

 

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: