Alcornoques

La encina corchera es un árbol un poco mustio, de color de ala de mosca, ligeramente polvoriento, de una pobreza severa y triste. Los alcornoques parecen decirnos: ¿qué le vamos a hacer si somos así? Este árbol tiene un momento de frescor –los años de lluvias invernales-: en la primavera, cuando florece. Entonces, el verdor domina, un momento, su grisura amarillenta.

dscn9470

Expresiva descripción de este árbol, hecha no por un biólogo sino por un escritor, Josep Pla, que se entendía a las mil maravillas con Miguel Delibes. No parece que los alcornoques estén muy valorados en nuestra península, pues también llamamos ¡alcornoque! a la persona ignorante y zafia. Dan bellotas y especialmente corcho, como bien sabemos.

En la provincia tenemos un bosque mixto de alcornoques y pinos –Valdegalindo– y algunos ejemplares perdidos. Como ya hemos pasado más de una vez por el pinar de Valdegalindo nos referiremos a otros alcornoques que hemos visto. Si algún lector conoce alguno más –no me refiero a esos que han plantado hace no mucho en algunos jardines de Valladolid o Aldeamayor, u otras localidades-, pues que lo diga. Se encuentran en el territorio suroccidental de la provincia, casi todos al sur del Duero.

En Torreduero

En Torreduero

Uno de ellos se encuentra rodeado de pinos no muy esbeltos en el pinar de Torreduero. Es de tamaño modesto y poco más podemos decir de él. Está en la zona central del pinar.

El segundo lo podemos ver en el término de Torrecilla de la Orden, en la orilla del arroyo de las Fuentes, como un kilómetro antes de su desembocadura en La Guareña y a kilómetro y medio del molino del Pico. Es de buen porte, muy alto y robusto, y su corcha se explota todavía hoy.

Fresno el Viejo

Fresno el Viejo

Para ver los restantes nos desplazaremos al despoblado de Villaluz, en Fresno el Viejo. Son varios árboles y se encuentran a orillas de la cañada de Cervillego, escamoteados entre los pinos del monte, cerca de la raya de Madrigal de las Altas Torres. Son de tamaño entre pequeño y mediano.

Y pare usted de contar, que no hay muchos más por aquí. Si queremos ver buenos alcornocales no tenemos más que pasar a Zamora, Salamanca o Ávila.

Torrecilla de la Orden

Torrecilla de la Orden

Actualización (7.05.17) En la excursión de hoy hemos descubierto más alcornoques: el monte Cano, en el límite SW de la provincia, término de Torrecilla de la Orden, es de encinas y buenos alcornoques. Lo comentaremos en una próxima entrada

 

 

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Alcornoques”

  1. Ars Natura Says:

    En la margen derecha del Duero, se encuentra la finca de La Rinconada, al norte de Castronuño, y ahí he encontrado alguna vez algunos alcornoques de pequeño porte.Un buen monte de encina tiene esa finca y algunos ejemplares de espino albar de porte arbóreo destacables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: