Colada de Toro

Hoy, si queremos ir de Valladolid a Toro nadie se plantea un camino diferente al de la autovía de Tordesillas para luego tomar la de Zamora. Pero antes no era así; había otra alternativa, más directa incluso que la carretera: el camino de Toro –que se iniciaba en Simancas y llevaba –saltando entre los cerros de Torozos- hasta Morales para luego continuar a Toro. Era también vía pecuaria, por lo que recibía igualmente el nombre de colada de Toro, y pasaba por Geria, Matilla, Villavieja y Villalar.

Pues después de dar el paseo por Matilla, que comentado en la entrada anterior, volvimos a Valladolid precisamente por este camino de Toro.

Visión de Tordesillas

Viene desde Villavieja cruzando entre el cerro Carricastro y el páramo de Torozos; baja hacia Matilla y desde aquí se va poco a poco elevando hasta el collado de Pozuelo, que separa un paramillo escindido del ancho páramo torocil. Conforme nos elevamos, contemplamos el valle del Duero y, en primer plano, el Pedroso de la Abadesa, con la fila de  chopos amarillos que señalan el arroyo de la Vega, que nace cerca de Robladillo. Y al oeste se dejan ver las laderas grises del páramo con Velliza bien protegida en la misma boca de un vallejo.

Arroyo de la Vega

Mientras disfrutamos de este amplio panorama nos vamos acercando, sin querer, al collado. Las laderas de yeso y caliza nos impoden el avance hasta que, ya muy cerca, vemos el paso abierto por el camino. Incluso se vislumbra otro paso, más al sur, por la pista que conecta con  las antenas.

Hacia el collado entre paramillos

Ahora la colada se dirige casi en línea recta –antaño no había ningún giro- hasta el humilladero de Geria, que es justo por donde cruza manteniendo du dirección. De nuevo cuestas que machacan las piernas pero facilitan la visión del paisaje hasta que literalmente nos chocamos con la autovía. Aquí se corta la colada, que antes conectaba con la cañada de Tordesillas para seguir hasta Simancas. Nosotros giramos hacia el norte por la carretera abandonada para luego tomar un camino que nos conduce a Simancas por la Muñeca.

Cielo y tierra

¡Que estupendas sensaciones al rodar por las estribaciones de la paramera! Tal vez sea lo más característico de esta  agradable excursión.

Ya en el puente del Pisuerga tomamos el camino de la Berzosas que nos acerca a Valladolid entre altos pinos y chopos dorados. Otro día haremos el camino de Matilla a Toro, o a Morales por lo menos. Y veremos qué nos queda de él.

Al fondo, el Humilladero de Geria

Aquí, el recorrido en wikiloc.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: