Tierra

Tierra, tierra que luego da vino. Tierra que sabe transformar el agua. Tierra ondulada, amarillenta con sobrios adornos verdes en forma de encinas o de lengua en la que se cultiva trigo. La viña aun no se ha despertado, aunque la primavera pueda venir adelantada. Así son los campos de Toro. Por aquí pasamos cuando, hace cuatro años (26.03.16), nos pasmábamos ante las variadas fuentes de la comarca, próximas a los ríos Duero y Guareña.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: