En Villacreces no hay primavera

La imagen está tomada en 2002, unos veinte años después de que salieran de Villacreces sus últimos habitantes. Las casas de barro, sin sus vecinos, se inclinan como queriendo volver a la tierra. Entonces estaban así. El zarpazo del tiempo y del abandono ha seguido trabajando y hoy son pocas las ruinas que quedan erguidas: Etiam periere ruinae! o sea, ¡hasta las ruinas cayeron! Allí no llega la primavera, todo se ha sumido en un largo otoño que acabará, definitivamente, en un invierno perpetuo. (30.03.2002)

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: