Alegres ribetes

Pero en los campos sí hay primavera. A poca lluvia que caiga del cielo, comienzan a tomar ese verde que tanto brilla con el sol. E incluso algunas cunetas se engalanan con una cinta de amarillo vivo, como queriendo alegrar el paso del caminante. Campos de Castronuño, 31 de marzo de 2007.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: