El Cerrato de Castrillo de don Juan

Esta vez partimos de Castrillo de don Juan, único pueblo de la provincia de Palencia que se asienta en las orillas del Esgueva. Como está en pleno Cerrato, abundan las buenas construcciones de piedra caliza, pero también las casetas y tapiales en barro. En cualquier caso, resulta una localidad típica, muy agradable para ser visitada y hacer un recorrido por el Esgueva, las laderas con bodegas y el páramo y, por supuesto, sus calles. A mediados del siglo XX tenía –según el Madoz- 95 casas, 20 fuentes (!), 526 almas y un molino harinero de dos ruedas.

Subimos por el camino del Coto Negro al páramo del sur o de la margen izquierda. Este Coto es una curiosa colina que se eleva sobre el páramo, queriendo superar su ras. Hay un sembrado de cereal, corrales y monte. En cualquier caso es una atalaya privilegiada para asomarse a Castrillo y a los barcos, vallejos y ondulaciones que forma aquí la paramera. En el nacimiento del arroyo de Fuentequeril hay dos corralizas con chozos y, a campo traviesa, nos asomamos a la más cercana.

Corrales

Después, cruzamos ondulaciones, colinas, pequeñas regueras, cerrillos redondos… hasta llegar a las proximidades de Los Llanos. Vemos corrales, una caseta bien cuidada, algo que tal vez pudo ser una era, ruinas y, en medio de tanta llanura, una par de humildes almendros que mantenían sus almendrucos desde la pasada temporada. Y gracias a las piedras arruinadas, pudimos dar cuenta de buena parte de ellos. Curioso y recóndito lugar entre el cielo y la tierra, pero así es este Cerrato.

Luego nos dirigimos hacia el sur. Se veía, entre cerros, la torre del castillo de Guzmán. También vimos en ese momento y más tarde la Manvirgo, impresionante cerro que emerge en el anchuroso valle del Duero muy cerca de Roa. La verdad es que toda esta zona que se extiende entre Esgueva y Duero es un páramo roto en mil cabezos, colinas, cuestas, cerros… Cualquier cosa menos una simple llanura.

Luego, por el pico Agudo, los cerros Mirón y Pelado, los Portillejos y los Llanos –toponimia que refleja bien la realidad- acabamos en las proximidades de Villovela. Pero como no teníamos aun ganas de iniciar la vuelta, subimos de nuevo al páramo por el camino de los Pedregales, y dimos una nueva vuelta entre corrales, robles y encinas. Destacaban algunos viejos robles de gran porte. Y, desde luego, en los sembrados había más piedra que cebada.

El camino de los Pedregales acaba en el páramo

También destacaba, desde nuestro lugar cercano al cielo, las montañas del sistema Ibérico y sus estribaciones, hacia el este. En primer plano la sierra de Tejada, inconfundible por su gigantesca antena. Detrás, hacia el norte, blancos, el pico de San Lorenzo y, al sur, los picos de Urbión. Después de dar un ligero rodea hasta el término de Torresandino, bajamos por Valdecubillas, que es también un buen bosque de roble.

Viejo roble entre Villovela y Torresandino

En Villovela admiramos su arquitectura tradicional en piedra y barro, y también en madera, de puertas y ventanas. Hicimos una visita a lo que queda del molino de Abajo, en un hermoso lugar de la ribera y, siguiendo el cauce del Esgueva nos acercamos a la solitaria ermita de San Isidro, junto al arroyo Vallejo y con pradera en la que no faltan mesas y altar. Después, entre bancales y almendros nos presentamos en Tórtoles, uno de los no muy abundantes pueblos vivos de la comarca.

Unas pocas pedaladas más para llegar a la provincia de Palencia y, por un camino entre chopos mochos, en Castrillo de nuevo. Por cierto, que entramos en esta localidad junto a lo que queda del viejo castillo (¿de don JuanDelgado de Avellaneda?), estos es, un lienzo de la muralla y lo que parece fue un cubo o pequeño torreón.

Aquí podéis ver el recorrido, de unos 40 km. (Ruta realizada el pasado invierno)

Autor: piscatorem

Los autores de este blog somos Federico Sanz (textos, fotos) y Óscar Domínguez (mapas, documentación). Tenemos escritos 7 libros de viajes y rutas, y un montón de artículos en diferentes revistas. Además, seguimos saliendo en bici todas las semanas. Si quieres, estas invitad@.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: