Archive for the ‘General’ Category

Antonio

16 junio, 2017

No es una buena foto pero no importa. Es Antonio Piñero pasando junto al roble de Valdelaguna, en el término de Pesquera de Duero, en pleno Cerrato, allá por los inicios de la década de los 90 del pasado siglo, seguramente al comienzo de la primavera. Eran también los primeros años de nuestras salidas en bici por estos campos de Dios.

Pero Antonio, desde el pasado día 5 de junio ya no está entre nosotros; se lo ha llevado una larga enfermedad que también le mantuvo apartado de la bici durante los últimos años de su vida. Duro y resistente como pocos, llegó a romperse la clavícula y varias costillas en las bajadas de los páramos, pero estaba deseando curarse para volver a la bici… y fracturarse otra costilla más.

Dicen algunos sabios –y yo los creo- que los paisajes de esta tierra no son más que un reflejo apagado de otros más hermosos y perfectos que hay en otro mundo, donde no llega la contaminación ni el dolor. Seguro que Antonio ya rueda por ellos, joven y sonriente. Descanse en paz.

Una ruta visigoda

30 abril, 2017

No son muy abundantes los restos visigodos en nuestra provincia. Bien porque el poblamiento fue escaso o bien porque aún no se ha estudiado lo suficiente, lo cierto es que son mucho más escasos que los vestigios romanos y –no digamos- la presencia medieval. También, porque los hispanogodos convivieron con los hispanorromanos, y cuando se habla de tardorromano, nos estamos introduciendo en la época medieval visigoda.

Pero ahí están localidades con importantes restos, incluso documentales, como San Román de Hornija y Wamba, asociadas respectivamente a dos reyes godos: si en la primera reposan los restos del rey godo Chindasvinto, en la segunda murió Recesvinto y fue ungido el propio Wamba. Otra ciudad importante en esa época fue Simancas, en la que también se han encontrado importantes restos visigodos pues, de alguna forma, sería la capital de la comarca, como ya lo fue en época romana. Era, seguramente, la retaguardia de Toro, avanzadilla a su vez en las guerras contra los suevos.

Paisaje de San Román

Por otra parte, en esa época da la impresión de que lo que hoy es provincia de Valladolid no estuvo excesivamente poblada. Las sedes episcopales más cercanas eran Segovia y Palencia, sufragáneas de Toledo; Salamanca y Ávila, que dependían de Mérida, y Astorga, de Braga. En medio, en los límites de Palencia, estaba lo que hoy es Valladolid, y Simancas sobresalía en ese desierto relativo. Seguramente el Cerrato y buena parte de Torozos pertenecieron a Palencia (precisamente de obispo arriano y visigodo) y Gérticos –antigua Wamba- se situaba en la diócesis de Salamanca…

En Castroverde de Cerrato

Parece como si los visigodos hubieran elegido la comarca del Cerrato para establecerse, pues se han encontrado importantes necrópolis en los términos de Piña, Amusquillo, Castroverde, Castrillo-Tejeriego y Villabáñez, lo que quiere decir que cerca hubo poblaciones visigodas. Además, en el Cerrato palentino tenemos uno de los monumentos visigodos más importantes de España, nada menos que la basílica de San Juan de Baños (y la cripta de San Antolín ya en la ciudad de Palencia).

Lugar -entre Villabáñez y Tudela- donde se descubrió un yacimiento visigótico

También se han descubierto enterramientos en Alcazarén –localidad de cierta importancia conquistada por los árabes al llegar a la península-, Cogeces de Íscar, Padilla de Duero y Medina de Rioseco.  Y hemos de resaltar la necrópolis cercana a Herrera de Duero en la Granja Conchita, donde existen sepulturas superpuestas, lo que indica su uso durante un periodo continuado de tiempo.

Fuente en Wamba

Poco más podemos decir, si bien se han encontrado restos aislados en algunas otras poblaciones como Pollos o Tudela de Duero. Pero si hiciéramos una excursión desde Castroverde hasta San Román de Hornija siguiendo el Esgueva y luego el Duero, bien podríamos hablar de una ruta visigoda en Valladolid.

Restos de Chindasvinto y su esposa, en la iglesia de San Román

Pabellón de reposo

24 abril, 2017

Una rotura de fibras en el gemelo te impide moverte con normalidad. Además, debes guardar reposo casi completo durante los primeros cinco días para que la herida (interna) vaya cicatrizando, como cualquier otra. Así que no queda más remedio que tranquilidad y paciencia: contemplar el paisaje exterior desde la ventana, ver cómo se suceden los amaneceres y atardeceres y pensar que tú eres un elemento más que sigue –y contempla- el ritmo de la naturaleza. Como esa grúa que lleva diez años en un almacén de andamios gracias a la crisis económica, viendo salir y ponerse el sol y moviéndose lo justo para formar a parados. Menos mal que las roturas fibrilares no duran lo que una crisis.

Poco más podemos hacer, salvo meditar y leer, leer novelas y libros de tesis, que los de consulta se trabajan en tiempos normales.

Mucho me ha llamado la atención En lugar seguro, del novelista norteamericano Wallace Stegner, nacido y fallecido el siglo pasado. En estos tiempos difíciles en que el individualismo está ganando la batalla a la solidaridad y a la generosidad, es un bellísimo canto a la amistad. A lo largo de sus 378 páginas desarrolla una idea por desgracia original hoy día, pero auténtica y feliz: La generosidad tal vez sea el mayor de los placeres que existen. Asombroso. Merece la pena.

Camille, de Pierre Lemaitre, es una novela negra de este siglo que cumple brillantemente su función a lo largo de las 312 páginas: olvidarte de tu lesión y pasar un buen rato absorbido por un mundo de suspense en el que, al final, van a ganar los malos… o no.

La tercera novela ha sido Animal acorralado, del polifacético novelista inglés Geofrey Household, también nacido y fallecido el siglo pasado. Muy curiosa y original. Narra, con un agradable lenguaje no exento de humor inglés, las aventuras –y terribles desventuras- de un flemático gentleman a causa de su tentativa de tiranicidio ¡deportivo! Te acabas haciendo amigo del protagonista.

A saltos he leído una breve Historia de la España islámica de Montgomery Watt. Completa, sintética, clara… ¿qué más se puede pedir a un librito de 250 páginas? La primera edición es de 1965 y no ha pasado de moda, al menos en lo esencial. Me ha servido para situarme en algo que no estudiamos despacio en el bachiller, pues para aquellos años de la Reconquista se explicaban los reinos cristianos con relativo detalle, pero no los musulmanes. La verdad es que me ha animado a ello el leer, hace un año, la Historia de los mozárabes de España, de F.J. Simonet, libro escrito a finales del siglo XIX y que cayó en mi ordenador descargado en PDF de la red; éste nos da la clave de la reconquista y también del por qué Europa será –probablemente- musulmana dentro de unas cuantas decenas de años.

Otros libros iniciados: SPQR. Una historia de la antigua Roma, de Mary Beard, premiada con el Princesa de Asturias; no me ha gustado: demasiados comentarios que –en mi opinión- poco aportan, y Un veterinario en apuros, de James Herriot –otro autor del s. XX-, que me está pareciendo delicioso y divertido.

Y el sol seguía saliendo todos los días tras de la grúa…

Unos piñas, otros mapas

26 enero, 2017

 

El Norte de Castilla daba la noticia, en su edición digital del domingo pasado de un robo de piñas en el Pinar del Esparragal, en Puente Duero. Lo chocante del asunto es que para situar el caso usaba uno de los mapas publicados en este blog por su autor y no citaba para nada la procedencia.

Por eso, queremos poner aquí de manifiesto que estos no son modos. Así se lo dijimos también a El Norte el lunes siguiente y ni nos ha acusado recibo. Desde luego es un abusón y como nosotros somos pequeños no vamos a perder  más el tiempo. Estamos orgullosos de ser legales y siempre que usamos algún dato, mapa o fotografía ajenos, citamos el autor ¡faltaría más!

Al menos, que se enteren los seguidores y lectores de este blog.

La captura de pantalla:

clipboard01

 

 

Trashumancia y cañadas reales en las Jornadas de la Asociación de Caballistas “El Comeso”

24 enero, 2017

comeso

Como viene siendo costumbre, El Comeso de Portillo ha celebrado sus Jornadas sobre los Encierros tradicionales, esta vez en su XIV edición dedicadas a las cañadas reales y la trashumancia.

Ante un nutrido grupo de caballistas intervinieron el pasado viernes día 20 Luis Gil, Presidente de la Asociación de Ferias y Patrimonio de Medina del Campo, que comentó interesantes detalles tanto históricos como de actualidad relativos a la trashumancia, con especial referencia a Portillo y Medina del Campo; Federico Sanz, autor del libro Cañadas reales de Valladolid, que se refirió a través de diversas fotografías al significado de estas vías ganaderas en el paisaje de nuestra provincia, y Luis Antonio Rodríguez, El Taru, que comentó su experiencia como vaquero trashumante en nuestra provincia y a través de media España. Como moderador actuó el escritor y aficionado taurino José Ignacio García.

Al día siguiente, se celebró la segunda Jornada titulada  Enganches con la intervención  del juez de doma Isaías Salamanca Ortega y el aficionado a los enganches Jesús García. Durante el acto se realizó también una mención al reconocido caballista Rafael Sanz Sanz.

dscn8305

Es llamativo el interés que han despertado estas Jornadas, y nos alegramos por ello, pues son muchos, cada vez más, los amantes de las Cañadas reales, patrimonio histórico y cultural valiosísimo de España y, particularmente, de nuestra provincia. En este mundo global y tecnificado, las cañadas son elementos tradicionales, legado de nuestros antepasados, que hablan de quienes somos y de cómo fuimos y, de alguna forma, nos hacen diferentes de la misma manera que hacen más rico y diferente nuestro paisaje. La Asociación viene organizando otras actividades relativas a estos temas y ya son costumbre las ferias de la trashumancia celebradas en julio.

Por tanto, vaya un aplauso fuerte y sentido para esta Asociación de Caballistas integrada por 600 socios de Portillo y de diferentes pueblos de su entorno. Y ya estamos esperando la próxima Feria de la Trshumancia…

guardian

¡Bienvenido, “Durius aquae”!

31 diciembre, 2016

A a través de estas líneas damos la bienvenida a este mundo bloguero a nuestro amigo y compañero de fatigas Javier, que se ha lanzado a publicar una bitácora que, de entrada, tiene muy buena pinta. Va a tratar sobre el río Duero, sus aguas, sus paisajes, sus gentes y nos lo va a acercar a través de rutas y paseos que se promenten interesantes. El enlace lo dejamos ya, de manera permanente en la columna de la derecha para uso de nuestros visitantes.

clipboard01

Lo dicho, Javier: ¡Enhorabuena por el parto y te deseamos largos éxitos en este mundo virtual! Claro que en tu caso -como en el nuestro- es conditio sine qua non pasar antes por el real. Lo cual tiene un gusto doble.

Ya de paso, aprovechamos para desear a todos nuestros lectores y seguidores un

FELIZ 2017 LLENO DE ALEGRÍAS, PAZ

Y EXCURSIONES POR LOS ALREDEDORES

que tampoco hay que irse muy lejos para conocer mundos nuevos y estupendos